Principios de Liderazgo – Sé bueno en lo que hagas – (II de XI)

Sé bueno en tu trabajo y en todo lo que hagas

 1.-   Conoce lo que la gente necesita de ti y gasta tiempo y energía siendo muy bueno en esas cosas.

La anticipación es una de las claves del servicio. Y mandar es servir. Prepararte para servir es prepararte para ser un buen líder, y la actitud en la formación debe estar enfocada a ello, a servir. «Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos (Mc 9, 30-3)». El último, si, pero bien preparado para ello.

 2.-   Ten una actitud de aprender de todo, incluso más de lo necesario

Maravíllate con las cosas del mundo y de la naturaleza, como un alma joven. Pregúntate siempre “¿y qué más?”, y encuentra alegría en el juego de la vida, no pierdas jamás tu capacidad de escandalizarte.

 3.-   Pasa tiempo con aquellas personas que son reconocidas como eficientes técnicamente,  tácticamente y humanamente. Aprende todo lo que puedas de ellas.

Ronald Reagan era experto en muy pocas cosas, pero había una que sabía hacer muy bien: rodearse de buenas personas y aprender de ellos todo lo que pudiera. Con ello logró grandes cosas al servicio de su nación y del Bien Común.

 4.-   Busca consejo de la gente competente respecto de tu propio trabajo o comportamiento.

No sólo eso, desarrolla un ferviente deseo de cambiar lo que esa gente te aconseje.

 5.-    Busca siempre oportunidades en las que aplicar el conocimiento y la bondad a través del trato con las personas o el ejercicio de la autoridad.

El buen liderazgo se adquiere a través de la práctica. Como toda virtud, incluso la de la santidad.

 6.-   Prepárate para hacer el trabajo del líder inmediatamente superior a ti.

Aprende directamente de él, y sé su soporte. Las leyes de la naturaleza y de la probabilidad aseguran que en algún momento tú ocuparás el puesto de responsabilidad (¡de servicio!) inmediatamente superior. Ahorra tiempo, a tu organización, o grupo, y problemas a sus integrantes, estando preparado para cuando ese momento llegue.



Categorías:Vocación Política y Liderazgo

Etiquetas:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: