Asediados por las pruebas

«Hermanos mios, teneos por muy dichosos cuando os veáis asediados por toda clase de pruebas. Sabed que, al ponerse a prueba vuestra fe, os dará constancia. Y si la constancia llega hasta el final, seréis perfectos e íntegros, sin falta alguna.

En caso de que alguno de vosotros se vea falto de sabiduria, que se la pida a Dios. Dios da generosamente y sin echar en cara, y él se la dará»

(Comienzo de la carta del apóstol Santiago 1, 1 -11)



Categorías:Espiritual

Etiquetas:

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: